25 de diciembre de 2011

Diario de una granjera. Los quehaceres de una granja-escuela


El verano pasado tuve la suerte de poder pasar unos días en la piel de una granjera,  en la granjaescuela El Acebo en Villanueva de Perales.

Las actividades en las granjas escuela tienen el objetivo principal de proponer experiencias a los niños y niñas a las que no pueden acceder de forma cotidiana: conocer y experimentar con plantas aromáticas, vivenciar el medio natural, tener contacto directo con los animales, y sobre todo desarrollar un nuevo ámbito de convivencia, son actividades que van más allá de ser recomendables; son primordiales.
La granja El Acebo, lleva estas experiencias a un público muy amplio, desde niños de infantil hasta chicos y chicas de primaria y secundaria incluidas personas con discapacidad. También proponen sus actividades a nivel familiar, de manera que pueden ir a este contexto de salud y contacto con la naturaleza cualquier familia que lo desee.


El resultado de pasar unos días allí en los niños, era asombroso. En muy poco tiempo los niños se sentían parte integrante de aquel entorno; compartían, hablaban, preguntaban, se interesaban, y realizaban actividades que quedaban muy lejos de su vida cotidiana; tirarse por el terraplén bautizado como “el rompe-culos”, caminar entre encinas, buscar rocas y minerales, utilizar los productos naturales del huerto o de animales para conseguir un producto útil… todo nos transportaba a una vida ya olvidada en las capitales, una vida en la que la naturaleza, su cuidado y la convivencia, eran la base de la subsistencia. Un lugar donde de manera natural se adquieren conocimientos de todos los ámbitos: aprendían a aprender, aprendían a ser y aprendían a resolver.


2 comentarios:

  1. Gracias, me tu blog me ha ayudado con mi libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! y qué libro es? de qué trata?

      Eliminar

Deja tu opinión...