1 de octubre de 2011

Juego heurístico: descubrir jugando



Por naturaleza, los niños actúan y juegan con todo lo que está a su alcance.
El juego heurístico, nos permite dotar a los niños de herramientas que les permiten grandes oportunidades de crecimiento.
Es una manera ordenada de aprovechar la actividad espontánea de los niños cuyo objetivo es la exploración y el descubrimiento de los objetos. 


El cesto de los tesoros será el preludio del juego heurístico, y el segundo será más fructífero cuanto más rico haya sido el primero.

EL CESTO DE LOS TESOROS


 El cesto de los tesoros se ofrece cuando los pequeños permanecen sentados y aún no se desplazan, concentrando su actividad en la exploración de los objetos (segunda mitad del primer año).

Se necesita un cesto de mimbre con objetos de uso cotidiano, cuya finalidad sea estimular y dar experiencia a los 5 sentidos del niño y el movimiento del cuerpo (los objetos del cesto no son juguetes).





Sentados al lado del cesto, pueden desarrollar mejor su coordinación de ojo, mano y boca, y pueden aprender solos y por sí mismos. El adulto por su parte, con su presencia y atención, les da seguridad y confianza.




1.       ORGANIZACIÓN:
a.       Escoger materiales según sus cualidades: madera, mimbre, metal, paja, objetos naturales (unos 60 objetos).
b.      Se colocan en un cesto de mimbre duro de unos 35 cm de diámetro y 8 de altura ( el cesto debe ser sólido, plano, estable y que no tenga asas. El niño se ha de poder apoyar cómodamente en él sin que se vuelque).
c.       Se presenta de manera atractiva.
d.      Se debe situar en un rincón estable de la sala, sobre una alfombra donde pueda jugar cómodamente un máximo de 3 niños a la vez alrededor del cesto.
e.      Sólo se renovarán unos cuantos objetos periódicamente (es decir, se deben renovar con cierta frecuencia pero teniendo en cuenta que los antiguos son las referencias y los nuevos un estímulo que los mantenga activos, creativos y entretenidos).
f.        El cesto de los tesoros  no contiene objetos de plástico, ya que estos solo aportan variedad de color y lo mismo ocurre con los objetos comerciales.

EL JUEGO HEURÍSTICO


El juego heurístico se ofrece cuando los niños se desplazan, preferentemente cuando andan y son capaces de poner en contacto de un modo intencionado dos o más objetos (segundo año de vida). Su propósito es despertar los sentidos.  







ORGANIZACIÓN:

a.       OBJETOS NATURALES: piedras de más de 5 cm, cáscaras de coco, calabazas secas, castañas grandes, piedra pómez, trozos de corcho grandes, nueces grandes, limón, manzana, granada, caracoles de mar de formas redondas y suaves, cortezas de árbol: pino, alcornoque... tapones de corcho.
b.      OBJETOS DE MATERIALES NATURALES: ovillo de lana, cestos pequeños, flauta de caña, calzador de asta, cuchara de asta, peine de asta, cepillo de uñas de madera, alfombrilla de rafia, cepillo de dientes, brocha de afeitar, cepillo de zapatos pequeño, pincel o brocha, brocha de maquillaje, bolsa de rafia con asas.
c.       OBJETOS DE MADERA: cajas pequeñas, tambor pequeño, sonajeros, castañuelas, botones de colores ensartados en un hilo consistente, cubos y dados, cilindros, carretes, bobina de hilo, anilla de cortina, cuchara o espátula, bol pequeño, mano de mortero, pinza de la ropa, bolillo, platillo, cucharón pequeño, cuchara de miel, carraca, bigudí, espejo con marco de madera.
d.      OBJETOS METÁLICOS: cucharas de diversos tamaños, batidora de huevos, juego de llaves, flanera, cepillo de limpiar biberones, latas sin ángulos puntiagudos ni cortantes, cenicero pequeño, moldes de pasteles, exprimidor, embudo pequeño, armónica pequeña, pito, espejo con marco metálico, juego de cascabeles, triángulo, latas cerradas conteniendo arroz, judías o pequeñas piedras, colador de té, tapaderas, timbre de bicicleta, cazo, llavero, cencerro, campanilla, trompeta.
e.      OBJETOS DE PAPEL Y CARTÓN: libreta pequeña de espiral, cajitas de cartón, tubos de cartón, conos y cilindros de cartón.
f.        OBJETOS DE PIEL, TELA, GOMA, FIELTRO: monedero de piel, pelota de goma, muñeca de trapo, pelota de tenis, de golf, bolsas pequeñas con lavanda, tomillo... tapón de bañera con cadena, red de pescar, cintas de texturas y colores variados, cremallera, espátula de goma
g.       OBJETOS DE VIDRIO: frascos de perfume pequeños, canicas grandes, tarros de cosmética.




El juego con estos materiales favorece en el niño:



  • La capacidad de concentración.
  • La utilización de las manos y la implicación de todo el cuerpo.
  • La capacidad de escoger entre muchos objetos.
  • La capacidad de exploración de una gama muy variada de objetos y el descubrimiento de sus propiedades.
  • Que el pequeño aprenda solo y por sí mismo sin depender del adulto.
  • La estructuración del pensamiento. Que el niño actúe según su propio ritmo.
  • El placer de la sorpresa.
Y en el adulto se favorece:
  • La observación tranquila de las acciones de los niños sin intervenir en ellas.
  • Un mejor conocimiento de cada niño y de su ritmo.
  • Un enriquecimiento de la imaginación y la creatividad mientras recolecta los materiales.
  • El aprender junto a los niños, dándose cuenta de sus posibilidades creativas.
  • Una reflexión sobre la propia formación.


Información extraída del libro DESCUBRIR JUGANDO de Tere Majem y Pepa Ódena 

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. gracias a ti por interesarte :-)

      Eliminar
  2. que capitulo del libro es,,,?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, el libro me lo dejaron y no lo tengo a la vista ahora mismo. Creo recordar que la primera parte del libro hablaba del cesto de los tesoros y el resto del juego heurístico. Con lo que no se exáctamente cuántos capítulos hay de cada...

      Eliminar

Deja tu opinión...