20 de enero de 2016

¡Bienvenidos al Polo Norte!

Este curso, el equipo educativo estuvimos dando vueltas a cómo celebrar el redundante tema de "la fiesta de Navidad".
No queríamos continuar con costumbres reiterativas, que ya no nos sorprendían a ninguno (ni a niños, ni a profesores, ni a familias). Así que decidimos pensar mejor sobre este tema.


Comenzamos con una lluvia de ideas:
  • hacer un montaje, una transformación total del espacio de manera que los niños pudieran interactuar con el espacio y los objetos. Crear una EXPERIENCIA.
  • fomentar la colaboración de las familias, ya que algunos creían que "venir a los talleres a recortar decoracion de navidad se puede hacer también en casa". Esto fue una evaluación total para nosotras; nos hizo reflexionar...y es verdad que a veces "hacer por hacer", "hacer lo que toca", no es motivador para nadie. Por eso decidimos que tenía que ser algo que a las familias les ilusionara, que lo hicieran pensando en sus hijos; sabiendo que iba a ser algo para recordar, para compartir, y para disfrutar en familia.
  • elegir una temática que más o menos tuviera que ver con la época del año, pero sin basarnos en las costumbres populares que podemos encontrar fácilmente en nuestro entorno: reyes magos, chocolatadas, árboles de navidad...Así que elegimos algo relacionado con EL FRÍO.

Todas estas ideas día a día iban confiriendo identidad, hasta que elaboramos la siguiente información para las familias:

El próximo 21 de diciembre (lunes), celebraremos “LA FIESTA BLANCA”, en la que transformaremos los espacios de la casita con motivos invernales, podremos disfrutar de una gran nevada, de un viaje al Polo Norte y conoceremos a nuestro muñeco de nieve.

Para ello necesitamos vuestra colaboración aportando estos materiales:
- Papel de periódico y revistas (5 unidades por niño).
- 1 Paquete de vasos de plástico blancos tamaño estándar.
- 1 Cascabel grande por niño.
- Discos de algodón y/o algodón normal.
El horario de los talleres para prepararlo será:
- Todos los jueves de 15:00-16:00 horas.
- Todos los viernes de 9:30- 10:30 horas.

Al principio las familias no sabían muy bien lo que había en nuestras mentes, pero según fue tomando forma, se animaron cada vez más, aportando sus propias ideas...y los talleres se iban llenando. Por lo que podemos decir que la participación es proporcionalmente directa a la motivación que sientan las familias, así como el éxito de lo que programamos.

Una vez que estuvo todo preparado, nos organizamos todo lo que pudimos dado que el centro es muy pequeño. Así, podían venir un máximo de dos adultos por niño, y haríamos tres grupos que irían rotando por las diferentes aulas.

Los grupos, los íbamos a hacer mezclando familias de las diferentes edades. La manera de hacerlo fue a través de "tickets" de tren, de 3 colores diferentes. Los que cogían el ticket (eligiendo libremente el que más les gustase) de un color iría a una sala diferente para despues ir rotando por el resto de clases.


El viaje al Polo Norte comienza, con una proyección que nos situaría y empezaría a hacer funcionar nuestra imaginación:

Después, disfrazadas de revisor de tren, picábamos los tickets de los niños y hacíamos un tren (El Polar Express) para dirigirnos al Polo Norte.
Por el camino, pasamos por la cueva de los osos.


















Y por fin...llegamos al Polo Norte!





Acompañados por la música, nos adentramos a jugar en el Polo, donde podíamos meternos en un iglú y dos tiendas, pescar pececitos con las cañas, lanzarnos bolas de nieve (pompones), espolvorear la nieve por todas partes o dibujar ángeles con nuestro cuerpo en el suelo, además de correr, gritar, bailar y sobre todo compartir una vivencia mágica con las familias.


Para terminar, rehacíamos el tren para volver del Polo Norte y nos íbamos a la otra clase donde teníamos a nuestro muñeco de Nieve y un photocall de esquimal. Aquí cantábamos villancicos, bailábamos y las familias se conocían, intercambiaban y veían a sus hijos interactuando con los demás.


Como broche de oro, terminamos con un piscolabis de bombones, turrones, zumo, galletitas saladas... pura felicidad. Así da gusto celebrar la Navidad.






4 comentarios:

  1. Hola, me ha encantado tu blog y por eso te dejo un regalo en el mio: http://elcuentodemarta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Apasionante trabajo
    Activa las neuronas que sestean y las anima a pensar.
    Apasionante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, con palabras así da gusto compartir experiencias

      Eliminar
  3. Una idea genial. muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar

Deja tu opinión...