30 de enero de 2014

El bosque de las fantasías




 “El Bosque de las Fantasías” nace con la idea de crear algo nuevo en el mundo de la literatura y el ocio educativo infantil y juvenil ofrecido en Internet.

De este modo, y de la mano de su escritora Almudena Orellana y su diseñador web, Jesús Falcón, esta página ofrece la posibilidad a los padres y/o educadores de acceder a cuentos cortos originales desde su página principal y redes sociales, además de a otros recursos para el ocio, como actividades escogidas especialmente para toda la familia o audiocuentos y videocuentos con historias clásicas de siempre en su propio canal de youtube.

Un sitio muy recomendable, un soplo de aire fresco y de creatividad. Aquí os dejo el enlace a su dirección web para que podais acceder a todos sus contenidos: http://www.bosquedefantasias.com/


Y aquí os copio el primer cuento que yo he leido de "El bosque de las Fantasías", y que lo primero que me provocó fue una sonrisa.


EL PIRATA ESCACHARRADO
 Érase una vez un pirata, al que la mala suerte (sin saber por qué), le había venido a ver…
El pirata tenía un ojo de palo, una pata llena de ojos y hasta una larga melena, que se le había mudado de la cabeza a los pies.
¡Parecía que le hubieran vuelto del revés!
Aquel corsario destartalado ya no tenía cuchillos, ni garfios, ni parche en el ojo… ni cara de malo. Pero tenía unas uñas tan largas, que le servían de ancla cuando frenaba su barco, para poder hacer pie.
Y es que hasta las anclas se habían alejado de él.
Descansaba el pirata siempre en islas desiertas, puesto que todo desaparecía nada más posarse en ellas. Y así vivía asustando al miedo, con su ojo de palo, su pata llena de ojos y sus pies llenos de pelo.
–La Tierra y el Mar me han olvidado…– se lamentaba el escacharrado pirata– ¡A pesar de haber robado cien barcos, navegado mil horas y haber sido un pirata tan malo!
No le quedaban fuerzas ya a aquel pirata, para seguir intentando lo del ser un pirata malo. Y decidió, tras mucho pensar, abandonar sus galones (cuatro jirones mal remendados sobre la solapa de una chaqueta vieja y tiesa) en alta mar.
Y a partir de entonces, la mala suerte ya no vino a visitarle nunca más…

1 comentario:


  1. Hola! El blog Expresándonos a medias (Nuestro Expresar y Expresándonos con los niños) ha nominado este blog a un premio que puedes ver en nuestroexpresar.blogspot.com.
    Te hemos elegido porque nos parece interesante el trabajo que realizas.
    Saludos
    Vero

    ResponderEliminar

Deja tu opinión...