19 de febrero de 2012

¿Cómo puede ser la escuela para el mañana? Francesco Tonucci

Últimamente tengo la sensación de vivir en un ambiente de acomodamiento, desgana y frustración. Una sociedad en la que el cambio se mira como algo deseado, pero imposible de alcanzar...algo por lo que no podemos luchar.

Hay en el aire una serie de ideas reivindicativas a gran escala, donde todo el mundo parece estar de acuerdo, a las que todo el mundo quiere llegar... he ahí las manifestaciones, movilizaciones y demás llamadas a la coherencia en las que muchos compañeros de profesión y ciudadanos en general acuden.

Pero, a mi me ronda en la cabeza una cuestión que me parece aún más importante y es: nuestro entorno inmediato.

A cuánta gente conocéis que se esfuerce por cambiar su entorno inmediato, su ámbito de trabajo, su forma de orientar la forma de educar, gente que se implique verdaderamente en ese cambio??????

Podemos ir a todas las manifestaciones del mundo, pero el verdadero cambio no comienza ahí.

En mi opinión el cambio comienza desde uno mismo en primera instancia, por lo tanto debe brotar la semilla del esfuerzo, del compañerismo, del hacer por realizarte... Y si eso se da en varias personas en un mismo entorno, podemos llegar al segundo paso que es organizarnos, remar en un mismo sentido, aunar esfuerzos, para poder llegar por fin a donde en realidad todo el mundo quiere llegar sin haber pasado por todo el sacrificio anterior: la movilización de la masa y la conciencia generalizada.

Aquí dejo un vídeo para sembrar una semilla en cada uno de vosotros si es que no ha germinado ya. Hoy leí en un sitio algo con lo que estoy totalmente de acuerdo:
el cambio debe partir de nuestra propia reflexión sobre qué estamos haciendo, con qué material estamos trabajando y no olvidar que el material más frágil que existe en este mundo es el HUMANO.

Podeis saltaros las presentaciones si quereis ir al grano, yendo al minuto 6:15. Conferencia que debería hacernos pensar tanto a la parte del educando, como a la del educador. Generemos cambio.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu pensamiento y por supuesto con Frato. Después de lo acontecido en Valencia, con los estudiantes,y demás, los adultos deberíamos replantearnos qué no solo vivimos una crisis económicas, el problema está yendo más allá...Una pena....
    Gracias por tus palabras
    Beset
    Silvina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es que todos estamos de acuerdo y aparentemente somos conscientes de la situación, pero ¿por dónde empezamos a actuar? en mi opinión: desde el aula como maestros, desde la casa como padres, y juntos partiendo del movimiento individual

      Eliminar

Deja tu opinión...