30 de diciembre de 2014

Psicomotricidad en Educación Infantil

 ¿POR QUÉ TRABAJAR LA PSICOMOTRICIDAD?
En la primera infancia hay una gran interdependencia en los desarrollos motores, afectivos e intelectuales. Se vincula lo motriz con lo intelectual debido a que, la inteligencia se construye a partir de la actividad motriz del niño, a través de su acción. Y se interrelaciona con lo afectivo porque la vivencia corporal contribuye a personalizar el yo y porque la acción corporal es un modo de relación con el otro.

Nuestras sesiones de psicomotricidad tienen el objetivo de trabajar la construcción del esquema corporal, por lo que las vamos a realizar teniendo en cuenta la progresiva capacidad del control postural de los niños según su edad y maduración, así como su control tónico, respiratorio, práxico, lateralidad, equilibrio, y la construcción del espacio y del tiempo, realizando propuestas de trabajo que favorezcan el desarrollo de todas estas capacidades.

Entendemos que toda la educación hasta los siete años es psicomotriz, porque todo el aprendizaje parte de la propia acción del niño.

OBJETIVOS

Pretendemos que el niño desarrolle las capacidades necesarias para:
  1. Compartir un espacio diferente con otros niños que mejore las posibilidades de expresión y relación.
  2. Utilizar la música, el movimiento y la expresión corporal como vía de canalización de emociones.
  3. Desarrollar la fantasía y el mundo imaginario de los niños.
  4. Desarrollar la conciencia del propio cuerpo tanto en reposo como en movimiento.
  5. Controlar progresivamente la coordinación de movimientos globales y movimientos segmentarios.
  6. Fomentar el desarrollo del esquema corporal.
  7. Fomentar la interiorización de nociones espacio-temporales.
CONTENIDOS

Contenidos del Decreto 17/2008 de 6 de Marzo del Consejo de Gobierno, por el que se desarrollan para la Comunidad de Madrid las enseñanzas de la Educación Infantil en los que nos basamos para realizar la programación psicomotriz.
  • Exploración del propio cuerpo. Identificación y aceptación progresiva de las características propias.
  • Sensaciones y percepciones.
  • Las referencias espaciales en relación con el propio cuerpo.
  • Aceptación y valoración ajustada y positiva de sí mismo, así como de las posibilidades y limitaciones propias.
  • Valoración positiva y respeto por las diferencias, aceptación de la identidad y características de los demás, evitando actitudes discriminatorias.
  • Confianza en las propias posibilidades de acción y participación.
  • Coordinación y control postural: Progresivo control del tono, equilibrio y respiración.
  • Satisfacción por el creciente dominio corporal.
  • Exploración y valoración de las posibilidades y limitaciones perceptivas, motrices y expresivas propias y de los demás.
  • Nociones básicas de orientación en el espacio y en el tiempo y coordinación de movimientos.
  • Adaptación del tono y la postura a las características del objeto, del otro, de la acción y de la situación.

Teniendo esto en cuenta, podremos desarrollar a través de la psicomotricidad el descubrimiento y toma de conciencia de sí mismo del niño.  Y los conceptos concretos a trabajar en cada una de las seiones pueden ser:

Esquema corporal
Conocimiento del propio cuerpo global y segmentario. 
Movilidad-inmovilidad.
Cambios posturales. (Tumbado, de pie, de rodillas, sentado,...)
Desplazamientos, saltos, giros.
Agilidad y coordinación global.
Autocontrol de frenar y poner en marcha.
Equilibrio estático, dinámico y post-movimiento.
Lateralidad. 
Respiración.
Tono y relajación.

Control de la motricidad fina
Movimiento de las manos y los dedos.
Coordinación oculo-manual.
Coordinación disociación motriz.
Mímica facial.
Movimientos logocinéticos (praxias). 
Expresión y creatividad
Desarrollo expresivo de sentidos y sensaciones.
Desarrollo de las capacidades perceptivas y expresivas.
Desarrollo del ritmo.
El gesto y el movimiento como vinculación con el espacio y el tiempo.
Imitación y simbolización.
Improvisación individual y colectiva.
Coordinación gesto palabra.
La acción, el movimiento, la palabra.
Dramatizaciones.

Actividad motriz espontánea.
Descubrimiento y toma de conciencia del mundo que le rodea.
Organización del espacio: 
  • Localización, orientación. (Se orienta en el espacio, relación de su cuerpo con el exterior.)
  • Dominio de los planos: horizontal y vertical.
Organización del tiempo:
  • Búsqueda del ritmo espontáneo.
  • Adaptación del ritmo impuesto.
  • Seriación del tiempo (secuencias temporales).
Descubrimiento y toma de conciencia de los demás.
Comunicación.
Descentración.
Actitudes de relación y convivencia.
Establecimiento de normas elementales que regulen la vida del grupo.
  METODOLOGÍA

En nuestra propuesta psicomotriz deberíamos tener en cuenta principios metodológicos como:

  • PARTIR DEL NIVEL DE DESARROLLO DEL ALUMNO. La intervención educativa tiene que partir del momento madurativo que atraviesa el niño. Así procuraremos emplear un lenguaje adaptado a las necesidades y competencias del grupo; que sea claro y preciso. 
  •  Otro principio de intervención a tener en cuenta sería, PROMOVER UNA INTENSA ACTIVIDAD POR PARTE DEL ALUMNO, pues el niño se hace a través de su acción y la acción conecta las experiencias anteriores con las que demanda la situación nueva. 
  • Nuestra metodología también se verá condicionada por nuestra organización de tiempos, espacios y materiales, ofreciendo un ambiente que les de seguridad a través de normas y rutinas que les permitan anticiparse a lo que va a ocurrir (como establecer una canción que indica el principio y el final de la sesión). 
EVALUACIÓN

Cuando hemos finalizado la sesión es importante realizar una EVALUACIÓN: en la que se hace una puesta en común para recoger opiniones y sentimientos en forma de comentarios finales sobre: participación, dificultades, etc.

En este momento, se invita a los niños a que expresen y cuenten la actividad grupal, y sus intervenciones individuales. Se intenta que el niño/a exprese a través de diferentes lenguajes (verbal, plástico, etc.) las sensaciones, vivencias, conceptos que ha experimentado durante la sesión. 
Para la evaluación, nuestra principal técnica será la observación.

Dentro del abanico de las técnicas de observación solemos usar la observación libre que permite un feedback que reajusta nuestra acción.

En registros de evaluación recogeremos los datos de cada sesión prestando especial interés en la comparación de registros para constatar la evolución personal y grupal de los alumnos.

Hemos de evaluar tanto al grupo de alumnos como nuestra intervención en las sesiones.

ACTIVIDADES

El conocimiento del propio cuerpo del niño, atraviesa diferentes fases de maduración en las que, primero debe reconocer su propio cuerpo y sus posibilidades por lo que las primeras actividades deben ir dirigidas a las posturas y movimientos que ellos mismos pueden hacer con su cuerpo.

Después el niño ya es capaz de relacionar el propio cuerpo con un objeto externo y sus posibilidades de acción con él y la comparación respecto a la orientación entre el niño y dicho objeto.

Y ya posteriormente los niños serán capaces de relacionar dos objetos externos a ellos mismos.

Las actividades, deben contemplar diferentes partes en cada sesión de psicomotricidad. Por ello debemos tener en cuenta:

  • la preparación de la actividad, que incluye el traslado al aula de movimiento o psicomotricidad, y prepararnos para la actividad como puede ser quitarnos las zapatillas, o el cambio de ropa.
  • Y la estructura de la sesión, que se divide durante su desarrollo en varias fases:

1. FASE DE PRESENTACIÓN, que servirá como elemento de motivación.

Antes de empezar la acción en el espacio, se puede sistematizar un saludo a través de una canción, lo cual ayuda a centrarnos, saludarnos y estar preparados para la actividad.

Después, se lleva a cabo la presentación de los materiales, juegos y las normas.

2. FASE FUNDAMENTAL, que desarrolla el tema central de la sesión, donde se trabajan los objetivos de la manera más específica posible.

Empezaríamos con la acción progresivamente, y desarrollaríamos los juegos y actividades previstos.

3. FASE FINAL: donde se hacen ejercicios de baja intensidad que permiten la vuelta a la calma progresivamente.

En esta fase podemos incluir músicas y técnicas de relajación que nos ayuden a que el niño/a busque un lugar cómodo donde tumbarse y tranquilizarse, y el recoger los materiales usados, volver a vestirnos o ponernos los zapatos, y regresar a nuestro aula.


10 comentarios:

  1. Hola: un posy muy amplio y detallado. Efectimanete es muy útil la psicomotricidad en estas primeras edades, Feliz Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es solo una manera de plantearse la psico. Habrá muchas más :-)

      Eliminar
  2. Muy interesante. He encontrado un blog complementario con una peque guapisima. Recomiendo que os paseis por alli. www.valeriasmile.com. Un beso. Ana

    ResponderEliminar
  3. Muy buen planteamiento de como trabajar la psicomotricidad, ademas los niños disfrutan mucho con este tipo de actividades, gracias!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante la actividad planteada para psico. Si quieres pasarte por mi blog te paso el enlace http://mestresideespercompartir.blogspot.com.es/p/blog-page_18.html Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  5. Te he dejado un premio en mi blog http://losduendesyhadasdeludi.blogspot.com.es/2015/03/premio-versatile-blogger-award.html . duendibesis y me quedo por aqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ludi! ya hice mención de él y tu blog en la pagina de facebook de pan con chocolate educación. Un abrazo y mil gracias!
      https://www.facebook.com/PanConChocolateEducacion/photos/a.568006156556675.1073741826.501675423189749/917621274928493/?type=3&theater

      Eliminar
  6. me encanto, soy fiel seguidora de tu blog

    ResponderEliminar
  7. ENHORABUENA POR TÚ GRAN TRABAJO EN EL BLOG, TE CONCEDO EL PREMIO PARABATAIS, PUEDES PASAR A RECOGERLO A MI BLOG: http://einfantilsoniagp.blogspot.com.es/2015/04/me-dan-el-premio-parabatais.html

    ResponderEliminar

Deja tu opinión...