30 de octubre de 2011

Experimentación y modelado: la pasta de sal

Una manera muy sencilla y casera de preparar una pasta para poder realizar manualidades es la pasta de sal.

Materiales fundamentales para hacer la pasta de sal:
· Recipiente medidor
· Agua
· 2 partes de sal
· 1 parte de harina
· Recipiente para mezclar
· Cuchara


Otros materiales:
Moldes con formas divertidas
Utensilios para manipular: tenedores de plástico, cuchillos, rodillos, coladores, embudos…
Colorantes

Realización

1 Coloca en un recipiente la harina y la sal. Mezcla con una cuchara realizando movimientos circulares.

2 Poco a poco agrega agua del tiempo. Lo que acepte la masa hasta que se desprenda fácilmente de las paredes del recipiente. Una vez que tengas lista la pasta, debes amasar bien para conseguir una pasta suave y elástica

Esta experiencia con niños de 3 años fue muy divertida e instructiva. Se planteó como experimentación con los materiales, luego coloreamos las masas resultantes y por último dimos forma a la masa con moldes. Lo mejor de estas actividades es el proceso y las conclusiones que ellos mismos van sacando:


  • ¿Lo podemos comer? 
  • Estamos haciendo una piscina que es así aplastando y aplastando. Ya tenemos una piscina. 
  • Me gusta estrujarla. Me hace mucha gracia porque es suave. 
  • Polvitos mágicos!! 
  • La harina es blanda. 
  • Es como nieve. Sí, como un muñeco de nieve. 
  • Se me llenan los dedos de harina. 
  • Esta harina sirve para hacer dibujos. Yo he hecho un planeta. 
  • La sal es igualita que la harina y tiene color hielo. 
  • Es una sal de comida. 
  • La sal está verde. Todo está verde. Se ha convertido en verde mojada. 
  • Es una especie de plastilina pegacucharas.





Nosotros usamos sal gorda porque no teníamos sal de mesa... bajo un punto de vista personal es mejor usar la sal fina, la sal gorda se cae casi toda cuando se está secando la masa. Espero que disfreuteis de esta actividad tanto como lo hicimos nosotros!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión...