Busca palabras clave en este blog

1 de enero de 2019

Mi cabaña y yo. Visualizaciones para dormir tranquilos y vivir en calma; de Aránzazu Azcona Gómez.

Hoy os voy a mostrar un bonito descubrimiento que me ha regalado el destino: el libro ¨Mi cabaña y yo¨, sobre visualizaciones infantiles que ha escrito Aránzazu Azcona Gómez.

A través de sus pequeños relatos, se intenta acompañar a los niños en sus emociones.
Puede ayudar especialmente durante momentos complicados de la vida donde se sienten asustados, dolidos o enfadados, emociones que todavía no saben gestionar adecuadamente (y he de decir que, en muchas ocasiones, los adultos tampoco sabemos).

Aránzazu define su libro como una herramienta con la que se consigue un estado consciente de relajación, mediante un lenguaje simbólico y sencillo.

Para conocer mejor su proyecto he querido hacer una pequeña entrevista a la autora que aquí os narro:
 << … >>
Vero H- Aránzazu, si no me equivoco, eres Técnico Auxiliar de Enfermería en una residencia geriátrica del gobierno de Navarra. ¿Cómo llegaste a interesarte por este trabajo de la gestión de las emociones con los niños?
Aránzazu A- .Mi necesidad de escribir este libro, surgió hace ya varios años cuando mi hijo era pequeño y era en el momento de ir a la cama cuando surgían las situaciones del día que no había sido capaz de asimilar o resolver. Hablando con otros padres y educadores me hice consciente de la dificultad que tienen los niños para resolver sus malestares emocionales y la importancia de hacerlo de una manera sencilla y divertida. Así continuar con el día a día sin cargar una mochila de situaciones sin resolver.
Vero H- ¿Qué trabajos o experiencias te han conducido a escribir este libro?
Aranzazu Azcona Gómez 
Aránzazu A- Me considero una persona aventurera de mi propia existencia siempre descubriendo un poquito más de mí. Llevo ya muchos años de desarrollo personal logrando armonía en mi vida y descubriendo mis propósitos de vida.
Vero H- Mucha gente no conoce en qué consisten las visualizaciones guiadas ¿podrías explicarnos en qué consisten y cómo se ponen en práctica?
Aránzazu A-Las visualizaciones guiadas son una hermosa herramienta de crecimiento personal, con ellas aprenden a gestionar sus emociones y logran llevar una vida más equilibrada y plena.
Cada visualización tiene un objetivo como el miedo a la oscuridad, quererse a uno mismo o soltar la tensión del día…
Son pequeños relatos donde ellos son los protagonistas. Es aconsejable en un lugar tranquilo, con luz tenue para que el niño se encuentre tumbado cómodamente escuchando y pueda beneficiarse activamente de esta técnica, simplemente dejando libre su imaginación, algo innato en la infancia.
Vero H- En tu web tienes un apartado donde cuentas que puedes realizar visualizaciones personalizadas a las familias que se pongan en contacto contigo para escribir algo que se adapte a las necesidades de sus hijos ¿puedes contarnos algún ejemplo del tipo de adaptaciones que realizas?

Aránzazu A- En mi libro muestro veintitrés visualizaciones guiadas, pero las necesidades de las familias son muchas y particulares, por esta razón surgió la idea de personalizarlas. Algunas de las más demandadas son las separaciones de los papas, celos, miedos... Son situaciones delicadas donde queremos lo mejor para nuestros hijos.

Vero H- También realizas talleres para niños. Cuéntanos acerca de ellos.

Aránzazu A- Estos talleres son muy interesantes ya que se familiarizan con las emociones. Aprenden a poner palabras que es el primer paso hacia la resolución de los conflictos emocionales. También ofrezco sencillas y eficaces técnicas para que ellos conozcan y sepan que tienen la capacidad y el poder de mejorar su vida.

Vero H- ¿Dónde llevas a cabo todas estas experiencias? ¿Habrá posibilidad de que disfrutemos de ellas en Madrid u otras localidades?

Aránzazu A- Estos talleres tienen un alcance muy amplio, colegios, asociaciones, ludotecas, bibliotecas. Esta es mi pasión y por supuesto estoy abierta a acercarme allí donde pueda compartir mi experiencia.

Vero H- Para despedirnos, quisiera preguntarte cuáles han sido las visualizaciones que personalmente has puesto en práctica y te hayan resultado más útiles ¿nos das algún consejo para utilizarlas con nuestros pequeños y pequeñas?

Aránzazu A- A día de hoy las he utilizado todas y algo que tienen en común es el bienestar y la relajación que aportan al niño. Si es cierto, que cada una tiene un propósito concreto y cuando los niños tienen entre seis y once años, lo que suele suceder es que ellos mismos elijen la que necesitan ese día. Si son más pequeños seremos los padres quienes, con la ayuda del índice, elegiremos la visualización y el objetivo más adecuado.
Mi consejo es que disfrutéis acompañando a vuestros hijos en ese momento delicado de irse a la cama, ofreciéndoles un apoyo emocional para que duerman plácidamente, algo tan importante en su desarrollo físico y emocional.
La verdad es que los niños disfrutan mucho escuchando las visualizaciones, me han contado experiencias muy lindas que me hacen pensar en un siguiente libro.
<< …>>
 Cuando Aránzazu se puso en contacto conmigo a través de las RRSS, aceptó hacerme llegar su libro para poder conocerlo de primera mano y ponerlo en práctica. En él pude encontrar en primer lugar una sección explicativa para saber cómo leer una visualización y cómo relajarse previamente para que funcionen mejor las visualizaciones .
Después, hay un despliegue de nada menos que 23 visualizaciones guiadas y cada una de ellas ha sido creada con el objetivo de interiorizar o aceptar diferentes emociones y sentimientos: liberar tensiones, preocupaciones y emociones negativas del día a día, trabajar sobre los miedos y pesadillas, la vergüenza, renovar la alegría, aprender a quererse a uno mismo, el empoderamiento, el amor a la naturaleza, aprender a relajarse, la indecisión, y muchos otros aspectos.
Desde luego me pareció una idea muy bonita para lograr pasar un tiempo de "pausa" y creo que no solo sirve para los niños, sino que también se puede aplicar a nosotros mismos como adultos. En mi opinión es una buena herramienta que nos ayuda a restaurar las consecuencias de nuestra sociedad acelerada, y para dedicar tiempos de gran calidad y presencia a nuestros hijos y alumnos.

Para cerrar este post, quiero usar una pequeña adaptación de la primera visualización de este bonito libro y que he utilizado en una sesión de relajación con mamás y sus bebés de pocos meses. La sesión original del libro es un poco más extensa, pero yo necesitaba algo breve de unos 3 minutos. Así que la he adaptado a mis necesidades. Espero que os guste tanto como nos gustó a nosotras en la sesión:


Con esta sesión quise pulsar el botón de PAUSA que todos tenemos escondido hoy día. Liberar tensiones y emociones, relajarnos, fomentar nuestra conciencia corporal y prestar atención al aquí y al ahora. Para ello tomamos una posición cómoda, con los ojos abiertos o cerrados, y llevamos la conciencia a la respiración.
Cuando entramos en estado de calma, comenzamos la visualización guiada: "MI CABAÑA Y YO"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión...