Busca palabras clave en este blog

11 de noviembre de 2018

Hijos de la era digital: la necesidad del adulto como interlocutor de las TIC

Hoy realizo una entrada dedicada a las APP que se comercializan como "educativas". 

Actualmente, familias y profesorado hemos incorporado las tecnologías y pantallas como un recurso valioso en la educación de nuestros niños y niñas, sin cuestionarnoslo demasiado. Y es que la cultura digital ha avanzado tan deprisa que está instaurada en nuestra vida cotidiana, por lo que vemos su utilidad en nuestro día a día: reservar un hotel o restaurante, realizar compras y pagos, comunicación inmediata, localización de ubicaciones y mapas, etc.
Pero, ¿cuántas cosas útiles son las que enseñamos a usar a nuestros pequeños a través de las pantallas? y sobre todo, ¿cuánto y cómo usamos las tecnologías según qué edad?


Hace unos días recibí la invitación de SomDocents Proyectos Educativos para testear una nueva app llamada Superheroes Academy que según sus palabras está "enfocada a niños y niñas de 3 a 6 años para que se diviertan aprendiendo con diferentes juegos educativos". Este es un ejemplo bastante claro de los juegos interactivos que dejamos que usen los niños:



Las ilustraciones suelen ser llamativas: colores vivos, permite personalizar tu propio avatar, escenas sencillas... La música de fondo en concreto de esta aplicación resulta repetitiva y es muy cíclica. Aporta poco. Un punto positivo para esta app, es que exponen claramente roles de los personajes sin distinción de género. Esta es la parte pensada para el niño.


Para los adultos añade funciones de "seguimiento de los avances del niño" en una especie de estadística y la parte de compra, para adquirir más variedad de juegos. También parece que han pensado en ofrecerlo a profesores que lo usen en las aulas, ya que pueden registrar diferentes alumnos y ver sus avances, incluso se pueden sincronizar el perfil de casa y del colegio.

En este punto mi reflexión se dirige al tiempo que organizamos premeditadamente para que los niños utilicen las tecnologías: en casa, en el colegio, en su tiempo libre, como ocio, como repasos de conceptos... ¿para 3-6 años? 

Y aquí es donde comienzo a poner atención a los contenidos que solemos tratar de "trabajar" a través de las TIC en infantil:

  • Relacionar objetos con acciones, lugares o situaciones.
Estas actividades no están mal, siempre y cuando se produzcan situaciones en la vida del niño que le permitan establecer relaciones en su propia realidad. Es decir, que haya visto alguna vez un bombero, que acompañe a sus familiares a hacer la compra, que haya ido con sus padres al mecánico, que le hayan ido a cortar el pelo a la peluquería, o que un adulto le ayude a debatir qué es lo que encuentra raro en la playa (dibujo de abajo de la ilustración), si normalmente se ven árboles de navidad en la playa o cuándo y dónde lo solemos poner en casa.












  • Juegos tipo puzle, de memoria, atención o lógica.
Estos juegos estructurados funcionan muy bien para las pantallas. La única pega que encuentro es que se pierde todo el esfuerzo de motricidad fina y por tanto de conceptos también espaciales que requiere el colocar las piezas uno mismo.

Es típico que los puzles en los juegos de ordenador o tablet se coloquen solos cuando aproximas la ficha correcta al lugar indicado (como se ve en la imagen). Y que la ficha incorrecta vuelva a su posición de inicio si no has acertado.

Este trabajo en la realidad, con puzles reales, lo tiene que pensar el niño, tiene que hacer multitud de intentos de ENSAYO ERROR, que es el verdadero trabajo, en el cual es capaz de ir corrigiendo hasta comprender qué es lo que falla. 
El simple acto de girar una pieza hasta que encaja en su silueta, o ver que el dibujo final del puzle no es el correcto porque has puesto una ficha que, aunque encajaba en la forma, no iba en esa posición, es el reto de este tipo de actividades. Por lo que cuando lo trasladamos a una pantalla, le estamos quitando mucho valor educativo.




  •  Juegos de conceptos matemáticos, conteo y serie numérica.
Debemos ser conscientes de que el niño piensa con las manos. Esto significa que para poder interiorizar conceptos de lógica-matemática, los niños necesitan interiorizar y vivenciar las características de los objetos: compararlos entre ellos para ver si pesan más o menos, si uno es más grande en referencia a otro, si están más cerca de un objeto que de otro, juntarlos, separarlos, repartirlos entre compañeros, amigos o familiares, observar sus colores, su tacto, su calidez.... y clasificarlos según una de sus características, etc.

La enumeración y la retahíla de números, es memorística y la serie numérica se suele incorporar por repetición a través de canciones, rituales (como cuando vamos subiendo con nuestros hijos las escaleras y vamos contando: 1, 2, 3, 4...), etc. Es imporante que los niños vean la importancia de contar, y para qué cosas nos resulta útil: ver cuántos amigos hemos venido, cuántas frutas tenemos a ver si hay para todos, ver en qué piso vives, etc.

Estos juegos de tablets y pantallas, pueden ser un apoyo, siempre que todo lo demás haya sido experimentado.




  •  Actividades de grafomotricidad.
Este tipo de actividades me echan bastante para atrás. Se suele proponer repasar por la línea de puntos. Simplemente grafomotricidad. Y si hablamos de grafomotricidad en una pantalla estamos hablando de dibujar con el dedo índice. Si hablamos de grafomotricidad en papel (que es para lo que estas actividades se suelen concebir en la escuela) lo que se trabaja es la posición de pinza de la mano.

Para iniciarse en el trazo con el dedo índice veo más estimulante una caja de arena, donde lo sensorial abarca un término mucho más completo (tacto, oído, vista...).
Para iniciarse en el trazo con lápiz o pintura, las actividades con pantallas no aportan nada que no pueda hacerse dibujando en un papel libremente o si me apuras con la típica ficha.

Por otra parte, creer que los niños aprenden a escribir y leer resiguiendo las líneas de puntos de una pauta, es erróneo. Si quieres saber más acerca de cómo aprenden los niños a leer y escribir puedes leer este post





  • Juegos de discriminación auditiva.
Los juegos de discriminación auditiva me parecen interesantes. Que la actividad incorpore sonidos reales de cada animal SÍ ES UNA DIFERENCIA clara con la típica ficha, puzle o imágen de la que podamos disponer en casa o clase.
Y trabajar la atención auditiva (saber escuchar, discriminar sonidos y comparar unos con otros) es un buen trabajo de base para el lenguaje oral.

Como puntualización creo que sería buena idea utilizar imágenes reales de animales, porque aunque atractivos los dibujos por su sencillez, los niños tienen demasiado a menudo representaciones infantilizadas de ellos y no es tan contidiano en nuestra vida diaria ver cómo son los animales de verdad.






  •  Actividades de colorear.
Creo que pueden gustar más o menos, pero no aportan tanto como experimentar con colores reales.

Suele haber tendencia a pedir al niño pequeño que coloree sin salirse. Esto es algo que el niño consigue con mucha práctica, y por supuesto cuando se produce el gusto por sus propias producciones.

Otro tema importante a tener en cuenta como adultos, es VALORAR LA EXPOSICIÓN A IMÁGENES Y ESTEREOTIPOS que pueden coartar la imaginación.

Por ello es importante mostrar imágenes reales a los niños y que sean ellos quienes hagan su propia interpretación.

No quita que podamos dar algún dibujo para colorear y rellenar que ya venga pre-diseñado. Pero en el equilibrio está la virtud.




  •  Actividades en Inglés.
El eterno mal entendido aprendizaje de una segunda lengua, hace que muchos de nosotros creamos que dejar a los niños juegos y juguetes en inglés o vean vídeos en esta lengua, hace que lo aprendan. Esto no sucede así. Cualquier lengua no se aprende sólo repitiendo palabras sueltas, debe estar contextualizado. 
Por ejemplo, en una de las actividades de esta app, los aviones de papel son de colores y cuando los tocas solo dice el color en inglés. Como adulto, sé que lo que interesa en esa actividad son los colores, pero ¿y si nos ponemos en la piel de un niño? ¿esa palabra designa al objeto? ¿a una característica del objeto? ¿cómo sé a qué característica se refiere, si no hay una persona que me ayude a razonarlo en mi lengua materna, que además aún está en desarrollo?
Los niños necesitan un interlocutor que les explique lo que ocurre y converse con ellos, ya sea en la vida cotidiana, en un cuento, una imagen... Este tipo de actividades bajo mi punto de vista sólo pueden ser positivas después de ese trabajo previo donde el niño converse, dialogue y trabaje con sus manos y su cuerpo en un contexto global. 

Así pues, se hace patente la NECESIDAD DE UN ADULTO MEDIADOR, un interlocutor que de sentido y contexto a lo que está ocurriendo; que ponga voz, palabras, intención y sentido a la acción. Y sobre todo que trabaje el turno de palabra, la atención compartida y el intercambio entre el niño y el adulto.
Sin ayuda para entender la situación, los niños pueden confundir términos, aunque memorizan claramente, en muchas ocasiones no pueden dar significado al contexto sin ayuda de otra persona. 

Agradezco la oportunidad que me han dado desde SomDocents Proyectos Educativos  otorgándome acceso libre y gratuíto a todos los contenidos de su app Superheroes Academy, pues he podido reflexionar sobre las actividades que ofrecemos a los niños en móviles y tablets. 
En resumen, creo que LO FUNDAMENTAL ES QUE EL ADULTO ACOMPAÑE AL NIÑO MIENTRAS JUEGA CON PATALLAS y DOSIFIQUE ADECUADAMENTE los tiempos. Por otra parte, debemos SER CRÍTICOS con los contenidos que les brindamos. y ser conscientes de que LO EDUCATIVO NO ES LA APP, SINO EL INTERCAMBIO Y LA REFLEXIÓN COMPARTIDA acerca de lo que estamos haciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión...